El botiquín del corredor para carreras de montaña.

Uno de los puntos que cualquier corredor que vaya a la montaña NUNCA debe desatender es el botiquín de primeros auxilios. Ese que debe ir en la mochila sin generar peso, pero a la vez sin dejar los utensilios indispensables. En esta nota, el Licenciado Marcelo Giroldi, ortopedista Funcional Análisis de marcha, del Servicio Médico del CENARD, docente Carrera Especialista Medicina Deportiva (UBA), e integrante del Cuerpo Médico de Racing Club, explica los elementos que no podés omitir:

– Gasas para iniciar las curaciones. Es mejor que el algodón porque no se pega a la piel.

– Tela adhesiva para tapar las heridas o para proteger ampollas.

– Apósitos o la denominada segunda piel para proteger ampollas. Se emplean para evitar que se agranden.

 – Antiséptico: desinfectante para las heridas.

– Agua oxigenada para limpiar las heridas.

– Vendas no elásticas, ideales para inmovilizar articulaciones doloridas o esguinzadas.

– Pinza: la que las mujeres utilizan para depilar. Sirve para quitar espinas o astillas que puedan incrustarse en la piel.

– Vaselina en crema protege de las fricciones y evita paspaduras.

– Separadores interdigitales para proteger dedos con callos o durezas.

– Tijera pequeña, útil para cortar telas, gasas, tela adhesiva, etc.

– Aguja e hilo para pinchar las ampollas y que drenen sin explotarlas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *